Hershey asegura que la gente compra menos dulces en medio de la crisis

La pandemia de coronavirus está provocando un cambio en el consumo, haciendo que empresas como Hershey no puedan pronosticar cuáles serán las ganancias y beneficios para este año.

El jueves la compañía rescindió su pronóstico de ventas para el 2020, lo que provocó que sus acciones cayeran alrededor de 3.3%.

Las ventas del jarabe de chocolate disminuyeron 1.72% mientras que las galletas para hornear subieron un 30%, productos como Pirate’s Booty y Skinny Pop subieron un 20% durante el mes de marzo.

A medida que la pandemia avanza, los consumidores están pasando menos tiempo en los supermercados y el número de compradores potenciales están siendo despedidos por lo que las ventas en los productos de la empresa comienzan a disminuir.

“Un número significativo de hogares estadounidenses están experimentando presiones financieras”, dijo Michele Buck, directora ejecutiva de Hershey informó el sitio MarketWatch.

La compañía también se está viendo afectada por el descenso de la movilidad en el país que refleja una disminución de un 15% de sus productos que ofrece en las tiendas de conveniencia.

Las ventas de chicles y dulces confitados de menta han caído un 40 y 50% respectivamente, debido al distanciamiento social.

La cancelación de eventos deportivos y espectáculos también ha impactado la venta de productos. La compañía confía que sea hasta la temporada de Halloween donde recuperar sus niveles de venta en caso de que no se vuelva a presentar una nueva oleada de la pandemia.

La buena noticia es que la marca de chocolates Kisses aún continúan siendo efectiva. Los ingresos subieron un 2.1%, su mejor ganancia en las últimas dos décadas en Estados Unidos y Canadá, que representan el principal mercado de Hershey.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario