Coranavirus y precios del cacao al alza

Uno de los regalos frecuentes en estas fiestas es una caja de bombones, pero este año la producción se ha reducido y las pequeñas tiendas especializadas están cerradas en muchos lugares debido al coronavirus. Además, los mayores países productores de cacao, Ghana y Costa de Marfil, también han aumentado los precios de esta materia prima.

Al menos la producción industrial navideña ya estaba cerrada. Los productos de chocolate que se venden las semanas antes de Navidad y en las propias fiestas se elaboran en verano, por eso el aumento del precio del cacao no ha tenido ninguna repercusión. Sin embargo, no es seguro que los amantes del chocolate cuenten con la misma oferta que antes a la hora de elegir.

“El coronavirus y el confinamiento han dejado una fuerte impronta en el negocio del chocolate”, comenta Urs Furrer, director de la asociación suiza Chocosuisse. Las ventas en Suiza cayeron un 21 por ciento en el segundo trimestre.

La situación es similar en Alemania, señala el director de la Asociación de la Industria Confitera Alemana (BDSI), Torben Erbrath. “Por ejemplo, se hundieron como canales de facturación los comercios especializados, las ventas en las estaciones de tren y la venta a turistas”, indica. Incluso en los grandes almacenes la situación ya no es como antes: “El comportamiento a la hora de comprar ha cambiado. La gente ya no se detiene en los puestos de los grandes almacenes, ya no se pasea ni prueba nada”, añade.

Así las cosas, los fabricantes han tenido que adaptar su producción. Los suizos, por ejemplo, están descubriendo que el chocolate con leche convencional se vende mejor que los chocolates sofisticados. “Menos contacto social significa menos regalos, así que lo que más se vende es lo que se adquiere para el propio consumo”, apunta Furrer.

La pregunta ahora es si los precios del chocolate van a subir pronto. Un 60 % de los granos de cacao del mundo provienen de África occidental, especialmente de Costa de Marfil y Ghana. Estos países juntos producen casi tres millones de toneladas.

El precio mínimo garantizado para los cultivadores aumentó un 21 %, hasta unos 1.82 dólares por kilo. Esta prima que tiene por objeto proporcionar mejores ingresos a los agricultores se denomina LID (Living Income Differential).

El nuevo precio garantizado es un paso en la dirección correcta, “pero en realidad es insuficiente para tener un impacto positivo en los cultivadores de cacao”, explica Moussa Koné, presidente de una cooperativa agrícola de Costa de Marfil. Opina que el precio del grano debería ser un 50 % más caro.

Si los agricultores amplían la producción o más agricultores se dedican al cultivo del cacao debido al aumento de los precios garantizados, esto puede resultar problemático, advierte Erbrath, acotando que “un exceso de producción sería contraproducente” para mejorar la situación de los agricultores a largo plazo.

Eso podría derivar en que el precio en el mercado mundial incluso cayese. “El objetivo no debe ser plantar más cacao, sino lograr mayores rendimientos de cacao y otros cultivos como la mandioca y el plátano en superficies más pequeñas”, explica.

La mayor empresa alimentaria del mundo, Nestlé, que en su cartera tiene la marca de chocolate Cailler, por ejemplo, fue una de las primeras en pagar la prima del LID este año, informa la portavoz Juliette Montavon.

“Apoyamos todos los esfuerzos de los gobiernos de Costa de Marfil y Ghana para mejorar el nivel de vida de los cultivadores de cacao”, acota, e indica que Nestlé también tiene su propio proyecto, “Plan del Cacao”, para mejorar la vida de los agricultores y sus comunidades.

El fabricante de chocolate Lindt & Sprüngli, que compra cacao en Ghana, se ha comprometido a “intensificar de forma sostenible el cultivo del cacao, crear oportunidades de ingresos adicionales, estabilizar los ingresos y apoyar a las comunidades”, dice la portavoz Vicky Kummer.

La empresa comunicó que planea compensar el aumento de los precios de las materias primas mediante la optimización de la eficiencia. “Sin embargo, el LID tendrá un impacto en todos los fabricantes de chocolate y no se descarta un aumento del precio” de los productos, agrega la portavoz.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario