Kellogg busca crear “Mejores Días” para 3 mil millones de personas para fines del año 2030

Kellogg dio a conocer su avance en Responsabilidad Social Corporativa, donde reitera su compromiso de nutrir a las familias, de alimentar a quienes están en condiciones vulnerables, contribuir al planeta y vivir los valores de su fundador. Este es el “Espíritu y Corazón” que los ha caracterizado por más de 100 años y hoy define a más de 33,000 colaboradores en todo el planeta que buscan enriquecer y deleitar al mundo a través de alimentos y marcas que importan.

En su reporte, Kellogg refleja el camino para continuar haciendo alimentos nutritivos, hechos a la medida de los gustos y necesidades de sus consumidores. El reporte de avance de resultados de RSC lo plantea a través de 3 pilares de enfoque: erradicar el hambre, contribuir al medio ambiente, y bienestar favorable para sus consumidores y sus comunidades; además, hace una mención especial de su labor en Abastecimiento Responsable donde la multinacional busca impactar positivamente en la vida de la comunidad, las personas y el medio ambiente.

A lo largo del 2019 la multinacional donó más de 26 millones de porciones de sus alimentos, beneficiando a millones de personas de comunidades vulnerables en México, Colombia, Brasil y Guatemala. Tan sólo en México la compañía donó más de 11 millones de porciones de alimento distribuidas a través de 52 Bancos de Alimentos a lo largo de la República Mexicana y 133 instituciones de nueve estados. Asimismo, se vieron beneficiados cerca de 23 mil niños y 1,500 familias a través de ocho Programas de Desayunos, donde además de proporcionarles cereal, la compañía les otorgó los recursos necesarios para la compra de leche y fruta.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación 2019 y con el propósito de crear conciencia para comprender los problemas y las soluciones en la lucha contra el hambre, Kellogg donó más de 3 millones de porciones de sus productos a 7 bancos de alimentos en Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala y México. Así mismo, en México y Brasil los empleados de la compañía donaron directamente más de 19 mil porciones de alimentos a bancos de alimentos e instituciones y realizaron más de 19 eventos de voluntariado; con más de 190 voluntarios Kellogg contribuyendo con más de mil horas a las comunidades.

La compañía busca que el planeta cuente con un sistema alimentario más sostenible para el futuro, motivo por lo cual, en 2019, Kellogg Latinoamérica disminuyó su uso de energía en un 7% en los últimos 5 años, y continúa trabajando para cumplir su compromiso al año 2030 de reducir el 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero que produce a nivel global.

Además, la empresa avanzó hacia su compromiso de obtener ingredientes de manera responsable y ha apoyado a más de 300 mil agricultores, sus familias y comunidades en Latinoamérica, como parte de sus objetivos globales a 2030. Así mismo, en México, para este año, la empresa busca que un total de 300 pequeños y medianos productores produzcan más de 100 mil toneladas de maíz con técnicas sustentables para ser utilizado en los cereales que comercializan a lo largo de la región. Manteniendo una de las huellas de envases de plástico más pequeñas entre las compañías de alimentos, Kellogg Latinoamérica ha logrado un 80% de reciclabilidad de envases y se encaminan a crear un empaque 100% reutilizable, reciclable o compostable para finales del año 2025.

El esfuerzo de Kellogg siempre ha sido proporcionar un bienestar integral de forma holística para las familias de todo el mundo. Los productos Kellogg’s son elaborados con granos de cereales y ayudan a sus consumidores a tener un día lleno de energía, ya que aportan nutrientes necesarios que a diario son vitales. Con estos granos, como el trigo, arroz y maíz, la compañía crea una variedad de productos a través de un proceso más simple de lo que sus consumidores piensan

Para la multinacional es de suma importancia poder compartir y continuar el legado de su fundador W.K Kellogg, que rige a la compañía desde hace más de 100 años; nutrir a las familias para que puedan crecer y prosperar. Y es que en Kellogg se reconoce el poder de los alimentos y cómo éstos hacen la diferencia en la vida de todos nosotros.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario