Esquema escalonado para aplicar nuevo etiquetado, recomienda la Conamer

La Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) recomendó a la Secretaría de Economía realizar ajustes al anteproyecto de la NOM 051 sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, con el fin de brindar “total certeza jurídica” a los requerimientos de información que deberán exhibir las empresas para acreditar el cumplimiento de las disposiciones normativas.

A través del dictamen total no final del anteproyecto que se encuentra en la Conamer para determinar la nueva norma de etiquetado, el organismo considera que existen inquietudes sobre clasificaciones como azúcares añadidos y azúcares libres, por lo que es necesario que la Secretaría de Economía (SE) detalle criterios. “La regulación propuesta no especifica en su contenido los requisitos, plazos de respuesta y prevención, medios de presentación y ventanillas de atención”, refiere.

Ante ello, el sector empresarial sostuvo que existe una ventana de oportunidad para reconsiderar el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, en donde existe la propuesta de reformular los productos industrializados que conlleven a una dieta más sana. El presidente de la Concamin, Francisco Cervantes, dijo que el sector empresarial está dispuesto a reformular el etiquetado de los alimentos, con tal de que se frene la pretensión de erradicar del mercado a los productos industrializados.

Jaime Zabludovsky, presidente de ConMéxico, mencionó que la Conamer no ha enviado su dictamen final sobre el anteproyecto de la NOM 051, hasta en tanto, la SE corrija ciertos requerimientos,  por lo que es momento de que la Iniciativa Privada sea escuchada.

Comentó que si hay cambios relevantes a modificarse, deberá de rehacerse la iniciativa, pero no es un hecho consumado. “Espero que haya un espacio de negociación para que vean los problemas que tiene esta norma, porque la gente no tendrá elementos para informar, sí va advertir, pero qué haces con eso. Es un retroceso a lo que tenemos hoy”, sostuvo el representante de las 30 empresas del sector agroindustrial como Nestlé, Coca-Cola, Bimbo, entre otras.

Dentro del dictamen preliminar, la Conamer plantea a la Secretaría de Economía valorar la conveniencia de establecer un periodo de entrada en vigor apropiado, para que la industria ajuste sus productos de consumo a lo dispuesto en el anteproyecto de referencia, de manera que puedan mitigarse los posibles impactos que se desprenden de su implementación.

“Esta comisión recomienda valorar la posibilidad de establecer un esquema escalonado para la entrada en vigor de las disposiciones contenidas en la norma, de manera que los particulares cuenten con el tiempo necesario para dar cabal cumplimiento a la regulación y el Estado pueda analizar con oportunidad los efectos reales que se desprenden de la entrada en vigor de cada elemento de la propuesta”, refiere en el documento.

Se sugiere que en una primera etapa sean exigibles las disposiciones relativas exclusivamente a la incorporación de los sellos de advertencia; en una segunda etapa, las disposiciones relativas a las restricciones sobre recomendaciones o respaldados por las sociedades o asociaciones de profesiones; en una tercera etapa las restricciones sobre el uso de personajes, dibujos, celebridades, regalos, ofertas y demás; y en una última etapa, las restricciones previstas sobre el contenido nutricional complementario y declaración de propiedades.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario