Sube consumo de refresco

El consumo de refrescos en México aumenta año con año. Esto sucede incluso después de que en 2014 se implementó el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que se ha ido actualizando y con el que se pretendía desalentar su consumo para combatir la obesidad.

Para muestra están los casos de Arca Continental (AC) y de Coca-Cola Femsa (KOF), que del 2014 al 2019 elevaron su volumen de ventas de refrescos, que incluyen las opciones sin azúcar o bajas en calorías.

En el caso de AC el alza fue de 15 % en esos seis años, y en el KOF de 6.2 %, revelan datos financieros de las empresas.

De 2018 al 2019, el volumen de AC subió cerca de 1 %, mientras que el de KOF tuvo una ligera contracción de apenas 0.2 %, cifras moderadas atribuidas a la desaceleración económica.

Aunque ambas compañías operan en mercados extranjeros, México sigue siendo el territorio de mayor peso en sus ingresos y volumen de ventas. En el 2019, México representó para AC 56 %de su volumen y para KOF 55 %.

Ambas embotelladoras del sistema Coca-Cola cuentan con diversas estrategias que les han permitido elevar el consumo de refrescos. Por ejemplo, Arturo Gutiérrez Hernández, director general de AC, reveló recientemente que siguen capitalizando el lanzamiento de nuevos productos y para este año fortalecerán su cartera de productos

John Santa María, director general de KOF, refirió en la última conferencia telefónica con analistas financieros que trabajan en varias estrategias para continuar expandiendo la asequibilidad del consumidor.

Entre esas estrategias están la implementación de envases en diversas presentaciones bajo el concepto “Magic Price Point”, es decir, presentaciones de refrescos con precios estratégicos, la más reciente fue la del envase de vidrio de 235 mililitros en 5 pesos.

Además ambas empresas refresqueras han implementado la introducción de una botella universal, así como nuevos sabores en envases de PET.

John Santa maría explicó que en el caso de KOF hay territorios en México donde los indicadores económico se mantienen rezagados respecto a otros sitios, como los estados de Chiapas, Yucatán y Guerrero.

Los directivos coincidieron que 2019 representó  un año de desafíos por una desaceleración económica, entre otros factores.

Cabe recordar que en 2014, la industria de bebidas en general tuvo que adicionar el IEPS, equivalente a un peso por cada litro de bebida con azúcar, monto que se ha ido actualizando.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario