Paisajes agrícolas desaparecerán si se pierde la polinización (Primera de dos partes)

Por Lucía Tadeo Sánchez

México, 26 Jun.- Perder el sistema de polinización que llevan a cabo insectos como las abejas, no sólo provocaría la falta de alimentos como la miel, sino que desaparecerán servicios críticos para el ecosistema, incluso los que ayudan a mantener los paisajes agrícolas, afirmó el ecólogo Carlos Andrés Cultid Medina.

El investigador del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) explicó a Notimex que la polinización es el proceso por el cual las plantas con flor se reproducen, a través de mecanismos físicos en los que intervienen el agua y el viento.

Sin embargo, una gran porción de especies o variedades de plantas (de las que se obtienen alimentos como jitomates o aguacates) dependen de animales como los colibríes, murciélagos, polillas, escarabajos, moscas, mariposas, que se encargan de acarrear el polen de una flor a otra para que se puedan reproducir.

Comentó que esto que parece tan sencillo es un servicio sumamente crítico para tener huertas sanas de cualquier tipo de cultivo.

De acuerdo con datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el país se cultivan cerca de 316 especies de plantas, de las cuales unas 286 se relacionan con la alimentación, entre las que destacan frijol, chile, tomate, calabaza, jitomate, ciruela, mango, manzana, guayaba, café, cacao, vainilla y almendros.

Entre un 80 a 90 por ciento de los frutos cultivados en territorio nacional necesitan de la polinización, que es mayormente mediada por muchas especies de insectos, los cuales no obstante están en decremento debido a problemas como la alteración y pérdida de su medio ambiente, enfermedades y cambios de clima, entre otros.

El también biólogo asignado al Instituto de Ecología (Inecol) Centro Regional del Bajío añadió que las estimaciones de perder la polinización están por encima de millones de pesos anuales.

“Y ese servicio lo estamos recibiendo de forma gratuita por la naturaleza y la dinámica ecológica de estos grupos, tal es el caso de la Apis mellifera (abeja) que suele ser muy eficiente para llevarlo a cabo”–destacó.

A nivel mundial, Cultid Medina señaló que se estima que existen alrededor de 20 mil especies descritas, pero esta cifra podría incrementarse a unas 40 mil, debido a que los biólogos están descubriendo nuevas especies mediante la rama de la taxonomía.

En México, el total de especies nativas es aproximadamente de mil 800 y “también se está incrementando el número porque hay muchos investigadores y taxónomos que se encuentran realizando estudios”, manifestó.

En territorio nacional, continuó, “tenemos nuestras propias abejas nativas que la gente común no sabe de ellas, sólo es reconocida la Apis y alguna otra como el abejorro”.

También hay otros animales que cumplen la misma función para diferentes tipos de plantas, por ejemplo, dijo que los murciélagos realizan este proceso para el agave; mientras que las polillas que son de actividad nocturna juegan un papel importante para mantener la diversidad de muchas especies vegetales que florecen en las noches.

Sostuvo que sin la polinización se verían afectados productos icónicos mexicanos porque del agave se obtienen bebidas como tequila o mezcal; en tanto que la calabaza y su flor guardan una estrecha relación con especies nativas de abejas.

Detalló que cuando la estructura vegetal de un ecosistema es afectada porque falta alguno de sus mecanismos se presenta un problema, entonces si las plantas no se pueden reproducir “eso nos lleva a un callejón sin salida”.

Agregó que con ello se pierden otros servicios como la retención de carbono, de agua, evapotranspiración, el solo hecho de mantener sano el suelo, las relaciones simbióticas que tiene plantas con hongos, entonces es una cadena, “en ecología a esto le llamamos efecto en cascada, si uno de los eslabones críticos se pierde todo va en picada”.

Fuente: Notimex.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario