3 de cada 10 millennials compraron en tiendas locales durante confinamiento

De acuerdo con un estudio realizado de marzo a agosto por la fintech Bnext, los negocios locales se han convertido en los lugares preferidos para el 33% de los millennials para comprar su súper de entre las 13 alternativas más comunes, y han representado una derrama económica de más de 334 mil pesos.

Cuando comenzó la cuarentena el 20 de marzo, los mexicanos tuvieron que adaptar sus hábitos de consumo y buscar opciones para comprar los víveresnecesarios para quedarse en casa. Algunos corrieron a los supermercados por papel de baño y desinfectantes, pero al paso de los meses ese comportamiento ha evolucionado al grado de que los negocios locales le han dado la vuelta al comercio.

“Si bien durante estos meses hemos observado cambios drásticos en los hábitos de compra de los mexicanos, también es cierto que el confinamiento y la preocupación por mantener las medidas de seguridad han hecho que los jóvenes opten por recurrir a la tienda de la esquina, y así apoyar el comercio de su colonia y sentirse protegidos al no estar en contacto con muchas personas en un establecimiento”, explica Cristian Huertas, Country Manager de Bnext.

El estudio de la fintech también mostró que el e-commerce sigue sin posicionarse totalmente entre los millennials como método para adquirir su súper, pues el 90% de las compras realizadas fueron en punto de venta, así que los jóvenes quieren seguir aplicando sus habilidades para elegir la mejor fruta, verdura y ver los productos directamente para elegir el antojo del día.

Los comercios locales lograron obtener una tercera parte de las compras totales de los usuarios durante el confinamiento, superando a las tiendas de conveniencia y supermercados; ya que el segundo lugar se lo lleva OXXO con 18% de las compras realizadas y Walmart ocupa la tercera posición.

Esto es, que los millennials gastaron más en el supermercado al tener un ticket promedio por visita de 326 pesos frente a los 175 pesos en el comercio local, y en último lugar se colocó la tienda de conveniencia con un gasto promedio de 54 pesos.

Antes de la cuarentena era común ver los supermercados llenos los fines de semana y en quincena para surtir la despensa, sin embargo, con la pandemia esa costumbre también se modificó y ahora el miércoles se transformó en el día preferido para hacer las compras.

El martes se posicionó como el segundo día de la semana más recurrente para hacer las compras en las tienditas, y el sábado lo ocuparon en su mayoría los adultos mayores. De esta forma, los jóvenes se solidarizaron con la población de alto riesgo para dejarles libre los fines de semana para sus compras.

Síguenos en:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario